Azurmendi Prêt à Porter de Eneko Atxa.-

SONY DSC

Este fin de semana he podido disfrutar de uno de esos rincones de la geografía gastronómica española a los que todo el mundo quiere ir, y no, no hablo de El Celler de los hermanos Roca, sino del restaurante del gran Eneko Atxa.  Eneko está de moda, tanto es así que el pasado lunes por la noche lo más granado de la gastronomía española se juntaba para la presentación oficial del libro del cocinero. En él se recoge la trayectoria del jovencísimo cocinero que a los 35 años tiene en su haber uno de los templos gastronómicos españoles galardonado con tres estrellas Michelin.

SONY DSC

Sin embargo, más allá de las estrellas, Eneko tiene algo que le falta a mucha gente que se sabe entre los grandes, la humildad y el no haber perdido la perspectiva. Con los pies en la tierra se emociona hablando de su familia. Recuerdo que le puse cara gracias a un programa de los de Robin Food en el que le vi preparar unos raviolis crujientes de rabo y un tocino de cielo de café, todo con exquisita maestría. Pero lo que recuerdo con nitidez es cómo se le iluminaba la cara al hablar de sus hijas y mujer.

SONY DSC

 Sin más dilación os cuento que el sábado amaneció lloviendo en Bilbao – lo contrario habría sido noticia-  y nos pusimos en camino hacia  un pueblo en medio de la nada: Larrabetzu. Allí, en una loma se encuentra un cubículo de cristal rodeado de un verde intenso, el edificio de Azurmendi, la cocina de Eneko Atxa. Llegar nos costó varios intentos.

SONY DSC

A decir verdad, nos quedamos en la segunda de las paradas de la carretera que sube hasta el cubículo, el restaurante Pret-a-porter (la primera parada son las bodegas).

El restaurante Pret-a-Porter, no es el galardonado, sin embargo tiene las cosas buenas de los conceptos creados a capricho. En un edificio de piedra de grandes volúmenes, te dan la bienvenida con elegancia refinada y te acomodan en una sala con vistas a ese campo verde del norte que siempre me enamora. La sala tiene una barra donde se ve cocinar en directo los platos que luego sirven en las mesas y además cuenta con un hipnotizante estante de pastelería móvil.

SONY DSC

Nos sentamos a disfrutar del festival que comenzó con un entrante de Talo de ibéricos. Desconocía por completo el concepto talo, que resulta haber sido el alimento básico y el “pan” tradicional de los caseríos del País Vasco en el siglo XVII, ya que el clima de la región era mucho más benigno para la siembra de maíz que de trigo o centeno. Volviendo al plato, para mi gusto, fue escaso y es la única queja que tengo de todo el menú.

SONY DSC
Continuamos con una Ensalada templada de frutos del mar sobre una crema de txangurro. La vieira se deshacía en la boca y el txangurro me pareció otra delicia. Buenísima sin género de duda.

SONY DSCEntre trago y trago de txacolí apareció otra copa, ésta rellena de Vichissoice con Idiazabal. Los que me conocen saben de mi debilidad por esta crema, pero es que con el queso espumoso por encima me resultó una delicia.

SONY DSC

Para continuar llegó el pescado, Salmón a la plancha, verduras en papillote y crema de cebolletas tostadas. Es en estas ocasiones en las que observas como una buena materia prima convierte un plato en éxito asegurado.

SONY DSC
Magret de pato con migas al pastor y canelón crocante de foie,
la carne del pato estaba rosa por dentro y marcada por fuera. Jugosísima y tierna. Imbatible.

SONY DSC

Para terminar nos levantamos para elegir, no sin muchas dudas, qué postre de entre todos disfrutar. Elegimos una cheesecake de chocolate blanco y frutos rojos y una copa de praliné y cacao. Ambos suculentos.

SONY DSC

SONY DSCTodo ello por un módico precio de 35 euros + IVA y la botella de Txacolí de la casa a 13 euros. Sin duda una experiencia de esas que merece la pena y que te deja con más ganas, si cabe, de acabar subiendo hasta lo alto de la montaña para poder disfrutar de lo verde de las montañas desde el otro lado del cristal de la mano de Eneko y probar su restaurante más reputado. Mientras esperamos a que eso llegue nos trajimos una botella de Txacolí para Madrid.

SONY DSC

On egin y feliz San Blas.

One thought on “Azurmendi Prêt à Porter de Eneko Atxa.-

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s