MIGAS, buen pan en Valencia.-

SONY DSCValencia está en fallas. Por si alguien le apetece darse una vuelta por esta ciudad bañada por el Mediterráneo, a continuación,  mi recomendación sobre pan en esta metrópoli.

Escribir  esta entrada me hace especial ilusión puesto que  Valencia y pan como tándem conceptual han sido vilipendiadas por el conocido caso de la “guerra del pan” que ha ocupado páginas en los grandes rotativos españoles incluso algún minuto en los programas de televisión. La trama de dicha afrenta era algo así como: Un panadero valenciano llamado José Navarro comienza a distribuir barras de pan a 20 céntimos de euro, llegando a vender hasta 50.000 barras diarias en esa localidad, causando así estragos en el sector.

Si bien es cierto que el pan es un alimento de primera necesidad y, personalmente siempre estaré en contra de sacralizarlo hasta convertirlo en algo inaccesible, la calidad se paga y no hay buen pan a ese precio. De esta manera Valencia se convirtió en una invasión de barras blanquecinas de tacto gomoso y regusto almidonado, comportamiento éste acentuado por la crisis que asola este país.

Como buena abogada de causas perdidas, en este clima de desolación panarra sabía que tenía que existir un lugar donde poder comprar buen pan en Valencia, et voilà:  MIGAS.

SONY DSC

Cerca del Museo de las Artes y las Ciencias, en un barrio relativamente nuevo se esconde esta panadería. Desde la acera y a través de los cristales que la rodean  se puede observar a sus panaderos desenvolverse siguiendo los ritmos acompasados del que se mueve de manera instintiva. Hacer pan tiene algo de ritual -siempre lo he pensado- y cuenta, el que ha tenido la suerte de pasar por allí de noche, que verlos trabajar como se ha hecho toda la vida: harina, agua y sal es una auténtica delicia.

El obrador, a la vista desde cualquier punto de la panadería, está flanqueado a un lado por carritos con bandejas que casi sirven como mostrador y al otro por sacos de harina formando casi trincheras.

SONY DSC

Una vez dentro de la tienda, tan sólo separado por un cristal, el obrador se  presenta llena de cestas, palas, banetones, moldes… Como si no hubiera pasado el tiempo por el oficio.

SONY DSC

Esta panadería tiene cierta variedad en los panes. Empecemos con los que se hacen con la canonizada masa madre: Pan blanco (formado de distintos modos: bastones, pavés, etc.) de centeno, de semillas y “Salut” un juego de palabras para referirse a un pan que se hace con una harina parecida al Kamut y orejones.

Además tienen pan de molde- de molde de verdad- y no el enjuago ese que vende Punset con Messi  (Nota del autor: las estrategias publicitarias cada día me resultan más extrañas). Venden de varios tipos: su receta tradicional con mantequilla con harina integral o blanca y otro tipo que me llamó la atención por novedosa: pan de molde de calabaza con un color naranja estridente, pipas de este fruto y hecho con aceite de oliva. Lo he probado y está ciertamente bueno, aunque presenta el inconveniente de que  a veces al manejarlo se desmigaja.

Una vez dentro, Rosa una siempre sonriente y atenta dependienta atiende con esmero las peticiones de todos los clientes que, a juzgar por la familiaridad de sus palabras, son asiduos a la Panadería. La calidez de las pequeñas ciudades a veces está infravalorada, pienso.

SONY DSC

SONY DSC

Justo llegué en el momento en el que salen del horno sus foccacias con toppings, en este caso de queso y se impregna el local con el olor del pan recién hecho y del queso fundido…¡huele a pizza!

Para suerte de todos los que tienen cerca Migas, su repertorio no solo es salado, en las vitrinas colocados armoniosamente encontramos desde el típico Pan quemado con chocolate,  pasando por una tarta de manzana con hojaldre y gelatina de albaricoque buenísima, hasta unos croissants que puedo dar fe de que se deshacen en la boca. Mantequilla francesa, no falla. Además desconocía por completo que en Valencia se toma como postre la calabaza asada así que al verla tuve el placer de probarla.

SONY DSC

Para Madrid se vinieron una buena representación de sus productos que he estado desayunando la semana pasada y que he subido en instagram. Hete aquí:

la foto 1 la foto 2

 Desde luego, sitios como éste hacen que se siga pudiendo disfrutar del pequeño placer de sentarse a una mesa y compartir un buen pan con aceite, uno de mis placeres favoritos.
MIGAS
Avda. de Francia, 22
Valencia
Salud.-

One thought on “MIGAS, buen pan en Valencia.-

  1. Boquita agua.
    Pepino!!!! Aprende bien el oficio que te veo en mi obrador! 🙂

    Qué rico todo por favor!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s