Bollo Maimón, historia de Salamanca.-

Recuerdo con nitidez las meriendas después del colegio con mis hermanas en casa de mi abuela.

Mi abuela es muy abuela. Es ese tipo de abuela -si es que existe otro- que no entiende un no por respuesta, y más si de comida se trata. Ella preparaba nuestra merienda con devoción y esmero pero sobretodo sin mesura alguna. En esos festines que nos pegábamos siempre había, además de bocatas de paté y de lomo o salchichón, bollo Maimón encima de la mesa.

Utilizábamos este bizcocho a modo de esponja para absorber toda la leche que quedaba en el vaso. Era cortar un trocito de esa masa blanquecina, e introducirla en el vaso de Nesquick de modo que el líquido desparecía como por arte de magia. ¡Qué recuerdos¡

SONY DSC

Fue la semana pasada, leyendo “Viaje por la cocina española” (Luis Antonio de Vega) editado en 1969, libro del que me quiero sentar a hablarles con más calma, descubrí que el bollo Maimón es una receta salmantina. Estupefacta y perpleja me quedé. No podía imaginar qué han estado merendando el resto de los niños españoles en sus casas.

Para paliar semejante descalabro y con el fin de que Uds. pudieran hacer felices a sus retoños me puse a investigar para traerles hoy la receta: llamé a mi abuela. Resulta que, como pasa con todo lo viejuno, existen diferentes corrientes doctrinales sobre cómo hay que hacerlo y pocos datos por escrito. Lo curioso del caso es que sus simples ingredientes y los utensilios necesarios han caído en el olvido por lo que esta entrada, que pretendía ser una receta simple, se convirtió en una labor de investigación que requería más que una simple llamada telefónica.

índiceLa primera referencia histórica que he encontrado en relación con este postre es en un libro de Pérez Galdós de la colección de Episodios Nacionales llamado Los Apostólicos (1878) en el que decía “En aquella mesa escribe casi todo el día el Sr. Carnicero, a quien el peso de los años no estorba para seguir trabajando; allí toma su chocolate macho con bollo maimón…” .

La siguiente pista aparece en el

libro Guía del buen Comer español (1929) en el que reza: “El bollo maimón que tiene la forma de una pequeña plaza de toros, se confecciona con huevos, harina y almidón y es de una pasta muy parecida a los bizcochos, aunque muy esponjoso. En las bodas de pueblos, después de verificada la ceremonia religiosa, y cuando los concurrentes se disponen a bailar el tradicional baile de la rosca, lo hacen efectuando dicha danza en la plaza publica y alrededor de dicho bollo maimón que colocan sobre una mesa”.guia-del-buen-comer-espanol-9788497612357

Por tanto, este dulce tiene su origen en los festejos que se hacían en tierras charras hace por lo menos un siglo. La costumbre de comerlo coincidiendo con festejos le da el nombre: “maimun” del árabe  que significa feliz. En estas fiestas solía acompañarse de una copa de aguardiente por eso muchas de las recetas, para no incitar al alcoholismo diurno, han decidido introducir estos alcoholes a la masa.

Las dificultades para su preparación aparecen primero con sus ingredientes. Todos los textos coinciden en que se requiere almidón, componente de la harina. Resulta que en Salamanca uno pide almidón en los establecimientos con solera y el tendero sabe lo que le estás pidiendo (como pude comprobar en Mantequerías Paco el pasado viernes) para mi asombro. Al preguntar al amable dependiente qué era aquello exactamente me dijo que era harina de maíz refinada, y rápidamente adelantándose a mi siguiente intervención, me dijo que no es lo mismo que la Maicena, pero si parecido, más pura, sin aditivos vaya. Teniendo esto en mente el resto de ingredientes son básicos, accesibles en cualquier casa.

 SONY DSCEstas son las medidas para hacer bollo Maimón (Rosco) del puño y letra de mi abuela:

6 huevos de gallina feliz

200 grs. de almidón

200 grs. de azúcar

olla

Olla viejuna.

Otro de los inconvenientes es que inicialmente se preparaba en las ollas grandes que guardaban las madres desde la dote y se hacía en los fogones de gas. Con la llegada de los hornos a las casa y las ollas exprés y demás modernidades se acabó por adaptar esta receta para horno y, por tanto, variando también los moldes utilizados.

Sea como fuere la preparación de la masa es como sigue:

Con los ingredientes encima de la mesa sólo hay un secreto: batir las claras a punto de nieve hasta que adquieran consistencia y uno pueda girar el bol sin que se caiga ni una gota. Las yemas a un lado separadas se unen al azúcar poco a poco hasta conseguir una masa blanquecina a la que después se le añadirá el almidón tamizado también progresivamente. Este engrudo se une a las claras a punto de nieve con movimientos envolventes para evitar que éstas pierdan la consistencia (el aire) que es lo que luego le dará esponjosidad.

SONY DSCLa versión tradicional consiste en, a la vez que se prepara la masa, se pone la olla a calentar al fuego previamente embadurnada de aceite. Además se prepara un pequeño bote de conservas envuelto en papel de plata para luego ponerlo en el centro y que crezca el bizcocho alrededor con forma de plaza de toros o de Donuts.

SONY DSCSe prepara la masa como se ha explicado anteriormente y se vuelca en la olla -con sumo cuidado para no quemarse pues estará muy caliente-, se pone a fuego medio durante aproximadamente 20 minutos. Para verificar el punto del bollo Maimón mi abuela introducía una aguja de tejer que salía limpia. A falta de aguja de tejer se apañan con un palo de brocheta que seguro que sí tienen.

La olla con el bizcocho se deja enfriar retirado del fuego y se desmolda cuando atempere. Espolvorear azúcar glas por encima. Ya está listo para disfrutar de una merienda o un desayuno inigualable.

Hoy quiero, si me permiten la osadía y el sentimentalismo, aprovechar para felicitar a la madre de mi madre -mi abuela- por que me conformo con encontrar a alguien que me quiera una décima parte de lo que ella lo hace. Asimismo, quiero felicitar a mi madre y agradecerle que me haya enseñado lo que significa querer contra viento y marea. Gracias a las dos por ser y por estar.

¡Feliz día de la madre!

Salud.-

3 thoughts on “Bollo Maimón, historia de Salamanca.-

  1. Secundo a mamutito.

    Super bien documentada, eres giga guay y me chiflas.

    Me ha encantado lo de “olla viejuna” y muerto por probar el bollo de la felicidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s